La presentación de regalos al Mesías

La presentación de regalos al Mesías

La descripción que da Mateo de la presentación de regalos por los magos corresponde directamente a la profecía del Antiguo Testamento y a la expectativa mesiánica de la época.

Mateo 2:15 cita a Oseas 11:1 al hablar de la huida de María y José a Egipto.Los sabios rabínicos anexan a este versículo los comentarios sobre el Mesías como el “segundo Moisés”: “De Egipto llamé a mi hijo”. El Pesikhta Rabbati, considerado por la erudición más reciente como producto de la Palestina del siglo VI o VII, dice:

“Rabí Ishmael Ben Yose [ca. 180 d. C.] habló como R. Yehuda: ‘Así habló mi padre . . . Un día Egipto vendrá trayendo regalos para el Mesías. Si dijera que no los puede recibir, Dios le dirá al Mesías: Recíbeselos, porque ellos mostraron hospitalidad a mis hijos en Egipto”.(Pesikhta Rabbati 118,2.)

En muchos otros pasajes también, donde encontramos el tema mesiánico, frecuentemente se hace referencia a la presentación de regalos al Mesías. Existe una profecía relacionada con el tema del Salmo 45

“Dirijo al rey mi canto”

que dice en el versículo 12:

“La hija de Tiro vendrá con presentes; los ricos del pueblo suplicarán tu favor”.

El Salmo 68:29 dice que:

“te traerán presentes los reyes”.

El Salmo 72, considerado en su mayor parte mesiánico por los judíos, y que contiene el nombre secreto mesiánico “Yinnom,” dice en los versículos 10-11 que:

“Los reyes de Tarsis y de las islas traigan presentes; los reyes de Sabá y de Seba ofrezcan tributo; y póstrense ante él todos los reyes de la tierra . . .”

El Salmo 76:11 menciona otro de los nombres secretos del Mesías:

“Todos los que están alrededor de Él traigan presentes al que debe ser temido”.

El capítulo 60 de Isaías, una de las principales pruebas mesiánicas en la literatura rabínica, habla de que las naciones vienen a la “luz” y dice en el versículo 5:

“Vendrá sobre ti la abundancia del mar; las riquezas de las naciones vendrán a ti. Una multitud de camellos te cubrirá . . . todos ellos vendrán de Sabá, traerán oro e incienso, y traerán buenas nuevas de las alabanzas del SEÑOR”.

Un antiguo himno de la iglesia, intentando explicar el significado de los regalos recibidos por Jesús, sostiene que el oro simboliza la realeza de Jesús, el incienso su deidad y la mirra su humanidad
y muerte. El relato registrado por Mateo parece insinuar que las naciones gentiles ya estaban conscientes de que el niño Jesús era su Redentor.

También hay un comentario en el Talmud sobre la descripción que hace Isaías 60 de las naciones que traen presentes de “oro e incienso”. Esto se interpreta como que “Egipto traerá un día, presentes al Mesías”.34 La presentación de regalos al Mesías generalmente se relaciona con la frase en la bendición de Jacob:

“hasta que venga Siloh,” donde los rabinos tradicionalmente leen shi loh, ‘regalos para él’.

Esta interpretación se basa en la promesa del Salmo 76:11 de que las naciones alrededor de Israel “traerán presentes al que debe ser temido”. Sólo el lector judío puede asimilar la importancia de la prueba mesiánica que provee la descripción acerca de los sabios de Oriente.

Saul Romeropor Saul Romero

Patrocinadores

Facebook Comments
2016-10-22T19:43:12+00:00