Limpieza de hogares inundados en Louisiana [Manos que ayudan]

Patrocinadores

30/agosto/2016

Gobernantes y residentes agradecen servicio de más de 6,500 voluntarios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días quienes ayudaron a familias de diferentes puntos en Louisiana dañados por las recientes inundaciones.

A mediados del mes de agosto se presentaron fuertes lluvias que llegaron hasta 76 centímetros en un período de dos días. Estas causaron inundaciones, dañando y destruyendo más de 60,000 hogares, de los cuales 450 eran hogares de miembros Santos de los Últimos Días. Unos 30,000 residentes tuvieron que abandonar sus hogares, muchos por medio de barcos cuando las crecientes aguas inundaron los vecindarios.

Vistiendo las playeras amarillas de Manos Mormonas que Ayudan, miembros y misioneros de la Iglesia participaron en las actividades de rescate.

Los voluntarios de Louisiana y estados circundantes han estado ayudando a los propietarios de las viviendas a remover el barro y el agua, paneles de yeso dañado, muebles y otros artículos de los hogares.

Se llevó a cabo una reunión sacramental especial el 28 de agosto en un centro de reuniones en Baton Rouge, a la que asistieron el gobernador de Louisiana y el Alcalde de Baton Rouge.

“Quiero agradecer a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”, dijo el gobernador de Luisiana, John Edwards Bel. “Realmente significa muchísimo para nuestra comunidad, no sólo aquí en Baton Rouge, sino en todo el sur de Louisiana, donde tenemos récord de lluvias. Era una tormenta sin nombre, pero cada víctima tiene un nombre, y todos son nuestros hermanos y hermanas en Cristo”.

“Cuando se tienen las personas entrando en esta gran ciudad sin poner prerequisitos para ir y ayudar a alguien, es muy especial”, dijo Melvin L. “Kip” Holden, el Alcalde de Baton Rouge y presidente de la parroquia East Baton Rouge. “Y lo vemos hoy aquí con esta gran iglesia tratando de llegar, tocar a las personas, haciendo un mejor mundo, poniendo una sonrisa en algunas caras, y dejando saber a la gente que todavía hay esperanza.”

“No sabía qué camino tomar, ni qué hacer”, dijo Jacqueline Moore, de Baton Rouge, que fue evacuada de su hogar en un barco, sin zapatos y llevando sólo la ropa que tenía puesta. Fue llevada a un refugio, y ahora está tratando de reconstruir su casa con la ayuda de una docena de Manos que Ayudan . ” Muy serviciales, muy útiles. Muy buenos hombres. Puedes decir gente muy cristiana.”  ” Tengo 67 años de edad , sabes , es terrible pensar en tener que empezar de nuevo. Pero Dios está de mi lado así que … Yo sé que lo voy a lograr”, añadió .

El agua de un canal salió y destruyó muchas casas en el barrio de Baton Rouge, incluyendo la casa de la infancia de Edward Griffin. Mencionó que los esfuerzos de limpieza han sido agotadores. “Sólo oré… luego miré y he aquí, veo venir a un caballero en playera amarilla y dice que volverá a ayudarme en 30 minutos más o menos. Y he aquí, que en el mismo segundo, él volvió con … 10, 15, 20, 30 voluntarios más… y ellos hicieron un tremendo trabajo ayudándome.” 

En la pequeña comunidad de Gonzales, el ayuntamiento se perdió cuando siete pulgadas de agua se hincharon a través del edificio, y 120 casas fueron destruidas por las inundaciones.

“Ver a los voluntarios salir de Nueva Orleans y Houston y Jackson, Mississippi, una y otra vez, es simplemente increíble. Te da regocijo, y trae buenos sentimientos el ver eso.” Dijo el alcalde de Gonzales, Barney Arceneaux, quién expresó su confianza en la reconstrucción de la ciudad. “El tener, a todos los Santos de los Últimos Días  viniendo… nos sentimos muy bendecidos y somos muy felices de tenerlos aquí.”

Dos centros de reuniones de la Iglesia,el centro de estaca de Denham Springs Louisiana y el centro de reuniones de Windbourne, fueron severamente dañados por las inundaciones de los ríos. Pisos, bancas, pianos y un órgano fueron destruidos.

El Templo de Baton Rouge no resultó dañado.

“Me conmoví. Pienso que hicieron un trabajo maravilloso. Fue para mostrar que la Luz de Cristo es algo que se extiende a muchas diferentes religiones y a muchas personas diferentes,” Dijo Eric Bascom, quién ha servido como presidente de la estaca Baton Rouge desde junio. “Manos mormonas que ayudan es un nombre apropiado porque nosotros somos las manos del Salvador durante este tiempo.”

“Dios bendiga este equipo de Nashville. Qué gran bendición la que recibí de parte de este grupo. Mi esposa tiene una rodilla rota, así que un amigo y yo decidimos terminar de limpiar mi casa. El sábado recibí una llamada a las 07:00 y estoy tan agradecido de haber respondido. Al mediodía tuve este equipo en mi casa!! Fue el mejor y más amable grupo de jóvenes que he conocido. Muchas gracias.” compartió Lenny Wells en la página de Mormon Helping Hands.

 

Esta es una de las tantas muestras de servicio de los voluntarios así como de agradecimiento de las personas que se vieron afectadas por las inundaciones.

Esperamos sigan con fe y esperanza y más personas nos sumemos en la medida de lo posible a brindar ayuda en los momentos de dificultad para nuestros hermanos.

Fuente: http://www.mormonnewsroom.org/

Abish Estrada por Abish Estrada

Patrocinadores

Facebook Comments
2017-01-01T18:23:24+00:00