SATANÁS Y SU EFICIENTE MÉTODO DE REBELDÍA

Tristemente hoy vi en las redes sociales a dos ex-miembros y misioneros retornados de la iglesia ridiculizando a lo que una vez ellos recibieron como regalo del Todopoderoso; un Testimonio de la verdad. Curiosamente, ambos casos coinciden en que sienten un resentimiento contra líderes; Las metas altas de un líder fue el soplo que derrumbó el castillo de naipes que tenía como testimonio de uno de ellos; en el otro caso, fue la amonestación desubicada de la realidad de la circunstancia en la que se encontraba este hermano. Ambos casos ameritaban -a mi criterio- la conciliación a través de más reuniones con más líderes del sacerdocio que pudieran ayudar a encontrar la voluntad verdadera del Padre. Sin embargo, Satanás enfureció el corazón de las víctimas, les engalanó con lisonja y por último les pidió que olvidaran que los Ungidos del Señor son humanos como ellos mismos, y por lo tanto el error de los Ungidos del Señor no se perdonan setenta veces siete, sino que se los condena setenta veces siete.

“No toquéis a mis ungidos” dijo el Señor (Salmos 105:15)

¿y si el ungido es sinvergüenza, envidioso, celoso, abusivo, mal pensado, hostigador, difamador y hasta destructor? o sea, como el Rey Saúl, primer Rey de Israel y Ungido del Señor por medio del profeta Samuel gran guerrero y favorecido y bendecido por el Señor; Saúl entró en la locura de destruir a David. ¿Qué pasa cuando el Ungido actúa así? que la misma Escritura Sagrada responda:

1 Samuel cap. 26:

“7 David, pues, y Abisai fueron al campamento de noche, y he aquí que Saúl estaba tendido durmiendo en el centro del campamento, y su lanza clavada en tierra a su cabecera; y Abner y su gente estaban tendidos alrededor de él.

8 Entonces dijo Abisai a David: Hoy Dios ha entregado a tu enemigo en tus manos; ahora pues, déjame herirlo con la lanza; lo clavaré en la tierra de un golpe, y no tendré que darle un segundo golpe.

9 Y David respondió a Abisai: No le mates, porque, ¿quién extenderá su mano contra el ungido de Jehová y será inocente?

10 Dijo además David: Vive Jehová, que JEHOVÁ LO HERIRÁ, YA SEA QUE LLEGUE SU DÍA para que muera, o que descienda en batalla y perezca.

11 Guárdeme Jehová de extender mi mano contra el ungido de Jehová”

 

A David se le dijo “Hoy Dios ha entregado a tu enemigo en tus manos”, pero David dijo “¿quién extenderá su mano contra el ungido de Jehová y será inocente?” A PESAR QUE ESTE UNGIDO (Saúl) NOTORIAMENTE HABÍA DEJADO DE SER UN LÍDER INSPIRADO POR EL SEÑOR.

Estos dos hermanos de los que mencioné que ahora guardan rencor contra la Iglesia por su rencor contra los ungidos del Señor que se equivocaron aparentemente, ellos pudieron llenarse de gloria al decir lo mismo que dijo David, de sus líderes que quizá no son ni la sombra del apostata pero Ungido Saúl.

Puedes salir de la Iglesia, pero no será solamente eso. Una vez que alguien ha recibido un testimonio del Espíritu y lo ha aceptado, deja el terreno neutral. Los gritos espantan, Satanás lo sabe; uno comienza a perder su testimonio hasta desestimarlo como una locura solamente por escuchar los susurros del maligno, y entonces viene la desconfianza en la inspiración de los que tienen el manto divino, el descontento por la humanidad que se viste de ese llamado divino y es entonces cuando te susurra “mejor es alejarte”; pero el objetivo de Satanás no es completo cuando una persona sale de la Iglesia, sino cuando sale en rebelión abierta contra ella y se une a la horda de los que luchan “intelectual y socialmente” contra ella.

¡Qué pena!

 

Fernando Illanes por Fernando Illanes

Patrocinadores

Facebook Comments
2016-11-20T22:30:36+00:00